Mantenimiento de chimeneas

LIMPIEZA DEL TIRO O HUMERO DE LA CHIMENEA

Durante la utilización normal, la chimenea no sufre daños de ninguna manera. El aparato debería limpiarse completamente según su uso cada vez que sea necesario. Una excesiva acumulación de hollín puede causar problemas en la descarga de humos e incluso el incendio del propio humero. La limpieza se tiene que realizar exclusivamente con el aparato frío. De esta operación debería encargarse un limpiachimeneas o deshollinador que, al mismo tiempo, puede realizar una inspección.

Durante la limpieza es necesario quitar del aparato el cajón de la ceniza, la rejilla y el deflector de humos, para favorecer la caída del hollín.

Para sacar el deflector es suficiente levantarlo posteriormente y sacarlo anteriormente. Una vez terminada la limpieza, se tiene que volver a colocar en su alojamiento.

Atención: la ausencia del deflector causa una fuerte depresión con una combustión demasiado rápida, excesivo consumo de leña y consecuente sobrecalentamiento del aparato.

LIMPIEZA DEL CRISTAL DE LA CHIMENEA
La limpieza del cristal panorámico se tiene que realizar única y exclusivamente con el aparato frío. Para la limpieza se deben utilizar productos específicos, suministrados también por Chimeneasampos S.L.
ROTURA DE CRISTALES

Los cristales, al ser de Vitro cerámica, son resistentes hasta un salto térmico de 750°C pero no están sujetos a choques térmicos. Su rotura sólo la pueden causar los choques mecánicos (choques o cierre violento de la puerta, etc.).

Por lo tanto, su sustitución no está incluida en la garantía. Quizás tenga seguro de cristales para su casa, consúltelo en su poliza.

LIMPIEZA DE LA CENIZA DE LA CHIMENEA

Todos los modelos Stylo tienen una rejilla de hogar y un cajón para la recogida de la ceniza. Les recomendamos que vacíen periódicamente el cajón de la ceniza, evitando que se llene totalmente, para no sobrecalentar la rejilla. Además, les recomendamos que dejen siempre 3-4 cm. de ceniza en el hogar. Las cenizas sacadas del hogar se tienen que guardar en un recipiente de material ignífugo provisto de tapa estanca.

El recipiente se tiene que colocar sobre un suelo ignífugo, lejos de materiales inflamables, hasta que las cenizas se apaguen y enfríen completamente. Controlar, realizando su limpieza por lo menos una vez al año, la toma de aire exterior.

La chimenea la tiene que barrer con regularidad el limpiachimeneas. Llamen al limpiachimeneas responsable de su zona para que controle la correcta instalación del aparato, la conexión a la chimenea y la ventilación.

PARO DURANTE EL VERANO

Tras realizar la limpieza del hogar, de la chimenea y del humero, eliminando totalmente la ceniza y demás residuos, cerrar todas las puertas del hogar y los ajustes correspondientes.

La operación de limpieza del humero es recomendable realizarla por lo menos una vez al año.

En caso de humedad del ambiente donde está instalado el aparato, colocar sales absorbentes dentro del hogar. Proteger con vaselina neutra las partes interiores de hierro fundido, si se quiere mantener sin alteraciones su aspecto estético en el tiempo.

SISTEMAS DE PROTECCIÓN EN CASO DE INCENDIO EN LA CHIMENEA

Durante la instalación del aparato, se tienen que adoptar las siguientes medidas de seguridad: Delante del hogar no debe haber ningún objeto ni material de construcción inflamable y sensible al calor a menos de 1,5 metros de distancia; Cuando el aparato se instale sobre un suelo no completamente refractario, se tendrá que introducir una base ignífuga, por ejemplo, una tarima de acero.

El hogar debe funcionar únicamente con el cajón de la ceniza introducido.

Los residuos sólidos de la combustión (cenizas) deben recogerse en un contenedor hermético y resistente al fuego. El aparato nunca debe encenderse en presencia de emisión de gases o vapores (por ejemplo, pegamento para linóleo, gasolina, etc.).

No depositar materiales inflamables en las proximidades del mismo. Avisar a los niños que el hogar se vuelve muy caliente

INTERVENCIÓN EN CASO DE EMERGENCIA
Si se manifiesta un incendio en la chimenea o el humero: Cerrar la puerta de carga. Cerrar los ajustes de aire comburente. Apagar el fuego utilizando extintores de dióxido de carbono (C02 de polvos). Pedir la intervención inmediata de los BOMBEROS.
NO APAGAR EL FUEGO CON CHORROS DE AGUA
 ADVERTENCIA: La empresa declina toda responsabilidad por el mal funcionamiento de una instalación no conforme con estas instrucciones o por el uso de productos adicionales no adecuados.

Deshollinador

en Málaga

Tel: 952401935